2008
 Oct 
24 

La frontera Perú – Bolivia (Cuzco, Sicuani, Puno, Desaguadero, Yunguyo, Kasani)

El día después del día que se suponía que debíamos haber salido nos dijeron ya en la empresa del bus que la vía estaba despejada del paro y que los buces hacia Puno ya podían salir, pero que para proteger a los pasajeros iba a salir media hora antes. Pa nuestros adentros nos preguntábamos como iba a hacer la gente que no era tan intensa como nosotros y no llamaba a cada rato a la empresa para enterarse que el bus iba a salir antes, peo bueno, el caso era que nosotros sabíamos y no nos íbamos a quedar. Llegamos al terminal en busca de nuestros asientos que como habíamos sido juiciosos y los habíamos comprado mucho tiempo antes, otra vez nos habíamos pedido los dos primeros puestos del segundo piso. Pero esta vez no era tan lujoso como las anteriores… todo lo contrario. Desde afuera el bus se veía como echado pa un ladito, le faltaba el espejo retrovisor de un lado y tenía un par de vidrios rotos, cuando nos subimos vimos que la cosa era peor, el asiento de Ana estaba recto recto y la palanca para reclinar no servía, el de la loxitu estaba totalmente acostado y en vez de palanca tenia una cuerda como pudriendose ahí metida. Donde debía estar el televisor, había un pedazo de plástico roto y dos cables colgando nada mas. La ventana de nuestro lado era uno de los vidrios que desde afuera se veía roto y desde adentro se veía que tan roto estaba en serio, con unos filos peligrosos y remendado con cinta transparente. El vidrio “panorámico” estaba obstruido por un sticker gigante que decía “Clase royal” con una corona horrible, las esquinas de los plásticos del bus remendadas con chicle rosado y el aire en general olía a una mezcla de vomito con quien sabe que cosas más que preferimos ni detallar.

Arranco el bus y corría gente detrás gritando, le pegaban a las ventanas, el conductor los insultaba… esta era la gente que hasta ahora se enteraba que la hora de salida había sido cambiada. Al final los dejaron subir pero como era mas gente que asientos a muchos les toco parados en el corredor y por ahí donde cupieran (para un viaje supuestamente de 8 horas). Ya andábamos por el camino y las cosas parecían mas normales, el aire entraba por la ventana rota y los malos olores se despejaron un poquito, pero como a las 2 horas de camino empezaron a aparecer partes de la carretera llenas de piedras grandes intentando bloquear la vía, el conductor se las arreglaba para esquivarlas y seguimos pero mas adelanta ya no eran solo piedras grandes sino también miles de chiquitas y pedazos de arboles, el conductor se salió de la carretera y pasó por un ladito. Luego llegábamos a un puente que tenia de todo, piedras grandes, chiquitas, arboles y 5 campesinos de pie bloqueando el camino, el bus paró y los campesinos se acercaron al conductor, se escucharon murmullos y al ratico salieron los campesinos corriendo y de una despejaron el camino (les habían dado dinero). Siguieron así como otras 2 horas de camino esquivando rocas arboles y cosas y andando despacito pero en un momento, a la entrada del pueblo de Sicuani había una fila re larga de camiones buces y de todo, nuestro bus era entonces solo uno mas de los casi 300 que habían ahí parados. El conductor quería pasar como fuera, se trepo a un anden, se esquivo una tractomula y mejor dicho, pero a la final llegamos al nudo del asunto y nos dimos cuenta que la cosa iba pa largo apenas el man apago el motor dl bus. Paso una hora, dos, tres…. el bus quieto, la noche oscura los pasajeros roncando y chismosiando. Paso otra hora y nada pasaba, dormíamos y ambos soñamos que el paro terminaba o que el bus arrancaba o que sacaba patas y saltaba las piedras o lo que fuera, pero nos despertábamos y todo seguía igual de quieto, igual de tenso. Paso otra hora y el cielo se empezó a aclarar, como a la media hora ya era clarito y ahí si la gente se empezó a alterar, muchos se bajaron del bus a ver que pasaba, y las calles se empezaron a llenar de gentes con maletas que caminaban para un lado o para el otro… al rato yo me baje y vi lo largo de la fila de camiones y buces, me paraba cerca a la gente a escuchar de que se hablaba y me pude enterar que había dos bloqueos. Uno, al que nosotros le habíamos dado dinero para poder pasar, que estaba atrás nuestro pero ahora había crecido y otro adelante que era el bloqueo principal, es decir que ni pa un lado ni pal otro se podía andar, estábamos atrapados.

razones del paro

Habían rumores por la calle de que caminando si se podía pasar, y que al otro lado del bloqueo los buces si estaban devolviendose hacia Puno, también había rumores diciendo que venían mas de 400 policías en camino para despejar la vía al comercio y al turismo porque esos campesinos ignorantes no entienden de progreso, de hidroeléctricas y desarrollo, es que son bestias. Atando cabos uno podía darse cuenta que el paro no iba a mejorar, los campesinos no iban a despejar, el bus no iba a avanzar y la policía iba a llegar. No queríamos ni imaginar lo que iba a pasar cuando el sol se alzara, el calor aumentara y las personas que llevaban mas de 3 días detenidas por el paro empezaran a perder la paciencia… eso iba a estar mal. Con unos españoles que estaban en el puesto de al lado y con Nadia nos llenamos de valentía para arrancar a caminar, pedimos que nos devolvieran la mitad del pasaje pero nada, entonces un español se emputeció y agarro a navaja los asientos del bus pa completar con el “buen estado” del automotor.

Paro en Sicuani

Bajamos por nuestras maletas, eran ya las 6am y empezamos a caminar hacia el bloqueo principal. Cuando llegamos vimos lo mal que pintan a los campesinos, estaban en realidad tranquilos, con un megáfono gritaban sus demandas, absurdas para el gobierno. Respeto a la naturaleza, agua para la gente, igualdad para el pueblo y cosas así de absurdas. Anunciaban que ya venían los relevos, campesinos que durante la noche fueron a sus casas a descansar y que ahora que venían con comida para los que se habían quedado a pasar la noche en ese lugar. Estaban bien organizados en realidad, y a nosotros no nos trataron para nada mal, nos dejaron pasar tranquilos como si nada. Del otro lado del bloqueo, la imagen era casi igual, una fila de camiones interminable, pero a este lado estaban todos grafiteados “VIVA EL PARO” “MUERTE A ALAN” “ALAN HP HOY VAS A MORIR!” y así… mas adelante, efectivamente los buces se estaban devolviendo hacia Puno, pero como la ocasión hace al ladrón, y hay que aprovechar, estaban cobrando hasta 3 veces el precio del pasaje y por solo la mitad del recorrido. Un bus de la misma empresa donde nosotros veníamos estaba parqueado vacío, muy optimistamente mostramos nuestros pasajes para que nos llevaran hasta Puno pero el conductor era un grosero trasnochado y nos trato como al chicle en la suela de un zapato. La española esa quería seguir peleando y acuchillar lo que fuera o manejar ella misma el bus pero nosotros decidimos seguir caminando a ver que mas encontrábamos. Mas adelante había un bus re gomelo, limpiecito y todo y el conductor gritaba Puno Puno! Quería venderlo a 15 pero lo convencimos de que no lo dejara a 10, subimos las maletas a la bodega y nosotros al bus. Escogimos cualquier puesto porque todo estaba vacío y arrancamos, a aso de tortuga herida por los camiones parqueados y la congestión en la calle, pero al menos íbamos andando.

Viva el paro muere Alan

Al rato ya la velocidad se normalizo, el paisaje hermoso como raro pasaba por las ventanas y nosotros íbamos felices, hasta que encontramos un tercer bloqueo donde estaban quemando llantas para que nadie pasara. La cosa no pintaba bien, pero la otra gente que iba en el bus, la mayoría señoras campesinas y niños no iban a quedarse así como así, y se bajaron a “suplicar” como ellos decían, para que dejaran pasar el bus, mientras tanto nosotros nos teníamos que esconder porque lo que ellas decían era que llevaban ahí tres días, que estaban enfermas y que los niños ya necesitaban comida. Todo los decían en Quechua entonces ahí si iban con todas las de ganar, pero si los del paro veían que en el bus iban gringos (turistas/extranjeros) ni de peligro nos iban a dejar avanzar, entonces mientras ellas suplicaban nosotros con las cortinas cerradas hacíamos cara de no existir. Los convencieron, y nos dejaron pasar. Pero no era el único bloqueo, habían como 4 mas y en todos les tocó bajarse a suplicar, pero ya después por fin la carretera fue normal y seguimos las 4 horas que nos faltaban pa llegar a Puno.

Llegamos a Puno al fin, se veía el inmenso lago titicaca frente al terminal de transportes y hasta el cielo estaba azul, todo estaba mucho mejor. Pero el bus a Copacabana no salía sino como hasta las 3 de la tarde y eran las 11 de la mañana entonces empezamos a preguntar como se hacia para llegar a Bolivia y nos dijeron que a tres cuadras salían los buces para desaguadero que es el pueblo de la frontera y ademas eran mucho mas baratos. Sin pensarlo demasiado, nos compramos par fruticas pal camino y arrancamos. Fueron como 3 horas de viaje más y todo el tiempo andábamos a la Orilla del lago, pa que se hagan la idea de como es de grande el Titikaka.

Llegamos al pueblo, agitado como buena frontera llenitico de gente y bicitaxis por las calles y de plaza y de carros y buces y de todo. Caminamos hasta migración donde a Nadia le supieron hacer el robo mas descarado escribiendole en su pasaporte 30 días de permanencia (ella llevaba 90) después de darse cuenta que no tenia nada escrito. Le toco pagar tremenda multa para que la dejaran salir del país y de la rabia por esos agentes tan ladrones empezó a gritarles las verdades y hasta policía le llamaron. Mientras todo el tramite de ella nosotros nos fuimos de a poquitos enterando que estábamos en el pueblo equivocado si lo que queríamos era ir a Copacabana, porque para llegar alla toca es ir por la OTRA frontera que queda como a otra hora de desaguadero. Eran las 4 y algo de la tarde y la frontera estaba abierta hasta las 7, el tiempo se nos acababa y viendo lo que le habían hecho a Nadia miramos nuestros pasaportes para revisar y nosotros teníamos 30 días de permiso, y era exactamente el día 30!! osease que teníamos que salir máximo ese mismo día, pero nadia se había ido entre el tumulto a pagar su multa y nosotros con su maleta solo podíamos esperarla, ver como el sol bajaba y angustiarnos porque nos íbamos a quedar sin poder pasar la frontera.

Apenas Nadia apareció, con el dolor del alma nos tocó dejarla sola (Que adiós Nadia, que mil gracias por todo y que en Argentina nos encontraremos) para nosotros poder salir corriendo hasta Yunguyo que si era nuestro camino correcto. El camino fue lento en un minibus cargado de señoras con sombrero y llegamos ya mas de noche que de día al pueblo, la frontera era como 10 minutos entonces toco un taxi/colectivo pa llegar de prisa, entramos corriendo a que nos pusieran el berraco sello en migración y no miran con esa cara de todopoderosos que saben hacer las autoridades para decirnos que nuestro tiempo de estadía estaba vencido, que del 24 de Septiembre al 24 de Octubre hay mas de 30 días. Que les importa un carajo que nos hayan aplazado el viaje de bus por el paro, que les importa un pepino que nos haya tocado dormir entre el bus y pasar por entre el paro caminando, que teníamos ahora nosotros que pagar la multa por pasarnos del tiempo permitido y ademas pagar por el formulario pa hacer el papeleo. El chiste es que ademas la multa es en dólares! pero con esa rabia que nos dio los hicimos pasarlo a Soles. Fueron como 70 Soles en total, la mitad de lo que llevábamos para Copacabana porque sabíamos que alla no había cajero y no había mas opción que pagarles a los malditos porque si no no nos ponían el sellito y nos tocaba quedarnos en Perú y nuestra deuda seguiría aumentando cada día. Ademas para colmo de la Ironía, la frontera de Perú esta abierta hasta las 7pm, pero la de Bolivia hasta las 6:30pm, nos quedaban 10 minutos para poder entrar nomas! Con la lagrima en el ojo y la rabia en el intestino les dimos sus billetes para que nos dejaran tranquilos, cambiamos a bolivianos lo que nos quedaba y corrimos cuesta arriba pa llegar hasta Bolivia.

Entramos corriendo a Migración boliviana, cerraron la puerta detrás nuestro para que no entrara nadie mas y nosotros ni les podíamos hablar del cansancio pero a la final les contamos el cuento y empezó el papeleo… “¿son de Colombia?” “Si” (al compañero) “Los de Colombia necesitan fotocopia del pasaporte cierto?” “Si”, dijo el otro. “QUE!!” nosotros – “No nos habían dicho nada, como así…” el policía “Bueno dejemos así tranquilos.” Nos explicaron como llenar las cosas, les contamos de como nos habían robado y nos dijeron que los agentes de migración peruanos eran lo mas desconfiable que había, que eran unos ladrones, y es cierto. Pero bueno, nos pusieron el sello, les dimos las gracias muy sentidamente y nos montamos en el ultimo minibus hacia Copacabana.

Bienvenidos a Bolivia.

2 comentarios »

1

Ufffff, me canse y todo leyendolos…:S q tristesa….espero q el animo mejore con todo lo bonito q les falta por ver…….!!!!

lorenalreves @ 4 noviembre 2008 17:04

2

mmmm ingrese de casualidad al blog me canse de leer y no termine todo no te entendi de donde eras tu felicidades por visitar bolivia ahunque algunos vocabularios que usaste en tu relato no me agrado igual volvere a leerlos y volvere a escribir otro comentario saludos desde Cochabamba Bolivia

cbba bolivia @ 25 septiembre 2010 8:24

Deja un comentario


 
Gathacol.net